lunes, 14 de mayo de 2012

Ensayo: La Ciudad y los perros, Una realidad actual

Por: Fernando Eslava Mendoza

En La ciudad y los perros, Mario Vargas Llosa[1] presenta temas como el machismo, la violencia, los maltratos, la injusticia, corrupción moral y otros propios de un sistema impositivo obligado por la alta élite militar a los cadetes del colegio Leoncio Prado.

En dicha publicación[2], el premio nobel de Literatura[3] refleja y pone sobre el tapete controvertidos sucesos desarrollados en la mencionada escuela militar contextualizados en el gobierno del general Odría[4].

La ciudad y los perros ha sido traducido en 30 idiomas[5], siendo la novela con la que Don Mario alcanzó el reconocimiento internacional. Considero que este libro es de mucho valor porque se usa el perspectivismo[6] permitiendo que la obra siga siendo ‘actual’ a pesar del transcurso de los años. De tal forma podemos acoger temas de coyuntura relacionándolas con la novela, como la diferencia de opiniones en torno a la vida militar, la discusión de volver a activar el servicio militar obligatorio y el replanteamiento de estas y otras obligaciones.

De tal modo, sentencio mi punto de vista en el cual afirmo que la novela de Vargas Llosa es una realidad actual y en las siguientes líneas fundamentaré mi posición.

Creo que como el libro plantea, existe en Leoncio Prado un sistema impositivo y autoritario de una enseñanza castrense repudiable establecido por un régimen castro educativo denigrante y feroz para con los cadetes, quienes no debemos olvidar que son menores de edad.

Hace casi 3 años, el diario La República informaba a cerca de dos monitores de dicho colegio agrediendo con palos a un cadete[7] el cual también recibió golpes de sus mismos compañeros dejando en claro que incentivan y fomentan la violencia mostrando aquel acto como principal enseñanza para los estudiantes.

Vargas Llosa mostraba estos sucesos cuando el Jaguar abusaba de sus compañeros, golpeándolos y creyéndose superior a ellos, humillándolos y obligándoles a hacer los que él quiera. Muchas veces empleaba los golpes para ‘hacerse respetar’.

En la obra, Cava intenta robar un examen y el Poeta es sorprendido copiando. Plagiar un examen no es algo de ficción. Según una encuesta[8] el 60% de alumnos lo hace; de esta forma demuestro una vez que el libro presenta temas vigentes.

La novela social urbana[9] da a conocer la corrupción moral cuando el teniente Gamboa se reúsa a esclarecer la muerte del ‘esclavo’ para evitar que el colegio pierda prestigio y se conozca el descontrol y las malas técnicas de educación planteadas. Inmediatamente las autoridades se escandalizan y ordenan enérgicamente a cerrar el caso echando al teniente en mención.

Pero este asunto también es reflejado en los tiempos modernos[10] pues existe una gran corrupción en la red del sistema educativo nacional en las que colegios públicos trasgreden frecuentemente la ley, ignoran los derechos de los niños y adolescentes y vulneran los principios morales o normas socialmente aceptadas.

Como hemos podido leer, la descripción física del Jaguar hace pensar en un blanco de alta estatura y los demás de piel mestiza. Además como muchos dicen, principalmente el Nobel, la escuela Leoncio Prado es un Perú chiquito[11] sin embargo sabemos que ´´Los personajes proceden de distintos ámbitos sociales y reflejan microcosmos de una sociedad[12] bajo cuya fachada hierven odios y prejuicios raciales, regionales y socioeconómicos´´[13]

En la actualidad actos de racismo se complementan con violencia tal como lo señala Alfredo Ardito en su blog[14] donde explica que en los colegios de nuestro país se agrede y se califica despectivamente de serranos y cholos a algunos escolares. En el artículo del diario El Comercio se enfatiza en la discriminación al momento de formar la escolta[15], elegir alumnos para actuaciones, entre otros.

De esta forma podemos concluir que parte de la adolescencia peruana está reflejada en el libro de Vargas Llosa y aunque se quiera ocultar la verdad, los problemas presentados en el texto como los maltratos – de parte de los formadores – y la presión de grupo – liderada por el Jaguar- continúan dándose en nuestra sociedad, no solo en la mencionada escuela, también en otras y es por eso que debemos estar alertas de las consecuencias de estos problemas para evitar tener otro Jaguar, unas autoridades corruptas como las de la obra y un esclavo que no tiene personalidad.


[1] Escritor peruano de 76 años

[2] Impresa en 1963

[3] MVLL obtuvo el premio en 2010

[4] Manuel Odría fue Presidente de la República entre el año 1948 al 1964

[5] Fuente: www.alfaguara.com/es/libro/la-ciudad-y-los.perros

[6] Definición de perspectivismo según la RAE: Doctrina filosófica que mantiene que la realidad solo puede ser analizada y comprendida desde el punto de vista subjetivo que cada cual tiene.

[7]Fuente: http://www.larepublica.pe/26-04-2009/abusos-en-el-colegio-militar-leoncio-prado

[8] Fuente: http://noticiasinteresantes.blogcindario.com/2007/05/00747-los-estudiantes-copian-en-los-examenes-mas-del-60-lo-hace.html

[9] Calificada así en: www.ciao.es/opiniones/la_ciudad_y_los_perros_Mario_Vargas_llosa_144749

[10] Fuente: http://www.monografias.com/trabajos34/corrupcion-educacion/corrupcion-educacion.shtml

[11] Fuente: http://www.blogsperu.com/blog/13472/

[12] Lima de 1950

[13] Fuente: es.wikipedia.org/wiki/La_ciudad_y_los_perros

[14] Fuente: http://reflexionesperuanas.lamula.pe/tag/racismo-en-colegios

[15] Fuente: http://elcomercio.pe/edicionimpresa/html/2006-03-17/impCronicas0473731.html

0 comentarios:

Publicar un comentario